Academias: 960 965 627 Campamentos: 96 114 09 80

Cursos de inglés en España con familias británicas

Una solución práctica para aprender inglés ganando en tranquilidad y reduciendo riesgos

No necesitas salir de España para aprender inglés. Sí, viajar siempre enriquece, y pasar una temporada en otro país va a ayudarte a aprender otra lengua, de eso no hay duda, pero conviene aclarar matices. Al final, como para casi todo en esta vida, lo que cuenta es la voluntad. El que va a Inglaterra o Irlanda a aprender inglés en una academia normal, conviviendo diariamente con españoles y sin esforzarse realmente en practicar el idioma, algo aprenderá, pero vamos, lo justito.

¿Cuántas horas reales de inglés se hablan en un curso en el extranjero?

No hay nada más sencillo que hacer un cálculo de horas habladas. Digamos que nuestr@ hij@ es aún pequeñ@, y asiste a un curso en Inglaterra o Estados Unidos, con un par de horas de clase al día y convivencia con una familia de la zona. Por el tipo de cursos que se llevan haciendo durante décadas en estos países, lo más probable es que a la vuelta del colegio los estudiantes cenen con la familia y después se les dé libertad para quedar con los amigos del colegio. Al final del día, solo han hablado inglés en clase durante el par de horas que están allí (y habría que ver cómo de masificada está el aula), en la cena con la familia, y con un poco de suerte con un dependiente al pedirse unas chips y un refresco por la tarde. Y ya está. Sí, algo mejorará, y seguro que pasará una divertida experiencia en Londres/Dublín/Boston, pero creemos que no es solo eso lo que uno debe buscar al hacer un curso de inglés.

Ir al extranjero para aprender inglés es caro

Si nuestr@ hij@ es ya un adolescente, puede que vaya a un college británico, haga unas tres horitas de clase y luego se quede en un piso o en una residencia. Con un poco de suerte puede que hasta tenga un trabajo a tiempo parcial. Pero no nos engañemos, si está en un piso o en una residencia, conforme están las cosas en la actualidad, va a estar rodeado de españoles. Al final, si tiene un buen profesor y ganas de aprender, su nivel mejorará, pero como uno de los puntos flaquee se caerá el castillo de naipes.

Por eso es más importante una buena labor de concienciación con los idiomas, e intentar que el alumno ponga de su parte en la medida de lo posible. Los adultos somos conscientes, pero muchas veces los niños no. Un chico con ganas aprenderá más en una academia normalita que uno desganado en el curso más exclusivo de Inglaterra.

Curso con familias británicas

En nuestros cursos de inglés procuramos inculcar la voluntad de aprender, hacerlo de forma amena: además de las necesarias clases teóricas, impartimos actividades variadas, siempre en inglés, y nuestros monitores británicos preparan todo tipo de juegos y fomentan la conversación. Sí, hay gramática, pero es más importante el desarrollo de las habilidades comunicativas de cada uno. En este punto tiene una gran importancia la segunda columna fundamental de nuestro curso, las familias británicas.

convivencia con familias inglesas

Aprender inglés con familias británicas residentes en España es una muy buena opción

En el curso de inmersión lingüística los alumnos se alojan con familias británicas residentes en la provincia de Alicante, a cuya casa van después de la jornada en el colegio. Las familias les acogen como un miembro más, y se esfuerzan por entretenerles y educarles. Es en esta parte cuando los alumnos desarrollan más la faceta oral del idioma, y ganan soltura y comodidad con el mismo.

Volviendo al tema de la cantidad de horas habladas, al final del día han estado en clase de inglés, participado en juegos y actividades impartidos en inglés, y luego han vuelto a “casa” a hablar la lengua de Shakespeare con nativos en un ambiente relajado y familiar. Como decíamos, parte del éxito seguirá dependiendo de la actitud del alumno, pero todas las bases están sentadas para que el aprendizaje sea lo más eficiente, provechoso y natural posible.

Ir al extranjero para aprender inglés