El modelo examen C1 de inglés se adquiere cuando el estudiante es capaz de comprender una amplia variedad de textos extensos y con alto nivel de exigencia. También reconocer en estos textos sentidos implícitos: se busca la capacidad de expresarse de forma fluida y espontánea sin muestras muy evidentes de esfuerzo para encontrar la expresión adecuada. Si necesitas preparar la esta prueba de nivel desde Inglaterra en Casa te ofrecemos nuestra Academia de Inglés en Valencia, donde podrás estudiar y repasar distintos requisitos necesarios detallados más abajo.

¿Cómo se puntúan las distintas pruebas?

 

  • Comprensión lectora: 15p – 60% (9 p) – 1h15′
  • Comprensión auditiva: 15p – 60% (9 p) – 45′
  • Expresión escrita: 20p – 60% (12 p) – 2h
  • Expresión oral: 20p – 60% (12p) – 3-4′ (monólogo individual de cada candidato) – y de 6 a 9′ (conversación entre dos candidatos).

Aquí os dejamos un ejemplo del examen de C1 de inglés (UPV, 2013):

 

Criterios de evaluación

En la evaluación de las distintas pruebas para el modelo de examen C1 se evaluarán aspectos más concretos y complejos que las pruebas anteriores. Aquí dejamos algunos puntos a tener en cuenta sobre las distintas fases del examen:

 
> Fase de la prueba lectiva:
  • Ser capaz de leer con un alto grado de independencia textos extensos, complejos y técnicos.
  • Adaptando el estilo y la velocidad de lectura a distintos textos y finalidades.
  • Capacidad de utilización de distintas fuentes de referencia, apropiadas y de forma selectiva.
  • Contar con un amplio vocabulario activo de lectura, aunque tenga alguna dificultad con expresiones poco frecuentes.
> Fase de la prueba auditiva:

El candidato debe ser capaz de comprender textos lingüísticos complejos que contengan tanto expresiones técnicas como coloquiales. Estos textos pueden tratar de temas desde concretos a abstractos. Se han de comprender las ideas principales e identificar las opiniones y actitudes y/o puntos de vista del autor o el interlocutor. A su vez, se preguntarán por detalles concretos del texto a escuchar.

> Fase de la prueba escrita:

El candidato al examen deberá ser capaz de escribir textos claros y bien estructurados sobre múltiples temas complejos resaltando las ideas principales, ampliando con cierta extensión y defendiendo sus puntos de vista con ideas complementarias, motivos y ejemplos adecuados, y terminando con una conclusión apropiada. Los textos que se suelen pedir son de dos tipos (ambos obligatorios):

 

  • Textos interactivos: texto contextualizado donde el candidato responde al interlocutor de forma directa con el adecuado registro lingüístico según la situación y contexto propuesto (carta formal, carta personal, email…). En estos textos suele ser necesario expresar duda, emoción, incertidumbre, creencia, etc.

     

  • Textos no interactivos: en este texto contextualizado se analiza y expone una información adecuando el registro y formato a la situación propuesta. Se han de exponer los puntos a favor o en contra de un tema, defender un punto de vista o sugerir soluciones a un problema.
> Fase de la prueba oral:
  • Eficacia comunicativa: fluidez, precisión y eficacia para expresar ideas y defender puntos de vista.
  • Adecuación y coherencia: adecuación a las exigencias de la consigna y estructuración del discurso.
  • Control fonológico: pronunciación, entonación y ritmo.
  • Léxico: precisión, riqueza y corrección.
  • Morfosintaxis: precisión, riqueza y corrección.