En los últimos años, aprender inglés en casa se ha convertido en una tendencia al alza. Sin embargo, este método no es aconsejable por diversos motivos. Aun así, muchos se aventuran a seguir esta alternativa creyendo que es posible avanzar de igual forma que optando por el método tradicional. ¿Por qué conlleva unos riesgos que no deberían asumirse?

Las plataformas online o la dificultad en relación con la disponibilidad hacen que esta técnica se haya estandarizado. No obstante, nuestra experiencia como centro preparador nos demuestra que contar con ayuda profesional sigue marcando la diferencia. ¿Por qué desde Inglaterra en Casa te invitamos a que pruebas nuestra metodología?

Aprender inglés en casa, una opción muy discutida en resultados

Apostar por este método de aprendizaje conlleva asumir unos riesgos. Esta manera de aprendizaje está mucho más expuesta a la falta de motivación. Al no contar con una rutina marcada, se eliminan los objetivos a corto y medio plazo. Esto es fundamental, ya que la meta es obtener los certificados que prueben que nuestro nivel de inglés es alto.

Aprender inglés en casa tiene una serie de desventajas.

El uso de plataformas online no es óptimo por lo que esconden. En la mayor parte de los casos, la obligación de suscripción se plantea como una barrera. De igual manera, este tipo de recursos cuentan con una gran limitación en términos de aprendizaje.

Aun así, el problema fundamental está relacionado con la adquisición de competencias comunicativas. En Inglaterra en Casa creemos que el desarrollo de habilidades en conversación es el eje del aprendizaje. Por ello, fomentamos la participación en actividades disruptivas. Apostamos por un modelo basado en las clases prácticas en las que puedes aprender a cocinar o interpretar obras de teatro. ¿Alguna vez lo hubieses imaginado?

Otro problema básico que se tiene al aprender inglés en casa está relacionado con el material disponible. En Inglaterra en Casa disponemos de un aula virtual en el que publicamos contenido exclusivo. De esta forma, se puede practicar con ejercicios prácticos lo aprendido gracias a la teoría.

¿Te gustaría probar  nuestras clases disruptivas? ¡No te arrepentirás! Disponemos de una oferta muy flexible en cuanto a horarios. Aprovecha esta oportunidad y consúltanos sobre la disponibilidad de nuestros cursos. Puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 960 965 627, o bien, rellenando este formulario.

Si lo prefieres, puedes acudir directamente a nuestras sedes en Valencia (avenida Burjassot, 35 y avenida Primado Reig, 85) y Mislata (calle Cardenal Benlloch, 45). ¡Estaremos encantados de ayudarte a escoger la mejor alternativa!