Comenzar el año con buen pie

Nochevieja: sinónimo de ilusión, celebración, cava y cotillón, pero… ¿también de comerse las 12 uvas al compás de las campanadas para recibir el año y atraer así a la buena suerte? Nada de eso. Esta tradición que creíamos tan extendida al parecer sólo la seguimos los españoles, los portugueses y en algunos lugares de Latinoamérica…

La noche de fin de año siempre ha sido considerada como una noche muy especial y se ha convertido en una costumbre importante en muchos países. Noche llena de deseos, propósitos (que probablemente no tardemos mucho en incumplir) y miles de promesas para el próximo año que entra. Además, toda clase de supersticiones y sobretodo curiosas tradiciones tienen lugar cada 31 de diciembre alrededor del mundo, pero por supuesto, de una forma muy diferente: besos a medianoche en Estados Unidos, lentejas en Italia, monstruos en Escocia (“Hogmanay”), romper la vajilla tras la cena en Dinamarca, los insuperables 13 días de Navidad en Islandia o el tardío año nuevo Chino (8 de Febrero).

Por supuesto, cada una de las celebraciones que se llevan a cabo ese día tiene un origen (e incluso algunas, como es el caso de China o India, una fecha de celebración distinta). En nuestro caso aparecen diversas teorías al respecto: se cree que los orígenes de la ingesta de las doce uvas “de la suerte” se remontan a 1909, año en el que hubo un gran excedente de uva en Alicante y se pretendía así dar salida a dicha cosecha. A pesar de ser ésta es la versión más extendida y aceptada ya en el sigo XIX existía dicha costumbre. Cada una de las doce uvas simbolizan los meses del año y debemos ingerirlas si es posible (que no suele serlo) y sin atragantarse al ritmo que marcan las doce campanadas del reloj con la llegada de la medianoche.

Pero centrémonos en el tema, o más bien, centrémonos en un lugar concreto: ¿quieres saber cómo se celebra la última noche del año en Inglaterra?

Nochevieja en Inglaterra

Tiempo antes de que empiece el mes de diciembre, las ciudades comienzan a iluminarse y prepararse para recibir a la Navidad, dotándola de un espíritu festivo y colorido. La Navidad siempre ha tenido mucha más importancia para los ingleses que la celebración de año nuevo pero a pesar de ello, durante la última década ha sufrido algunos cambios y ha ido ganado importancia, y se ha convertido en uno de los momentos más demandados para viajar.

Primera decisión que debemos tomar: ¿en familia o con amigos? Por supuesto ambas son compatibles, pero es innegable que conforme vamos creciendo la celebración de la Nochevieja se convierte en algo más enfocado a los amigos que a la familia dejando así la Navidad para reunirte con esta última. Desde luego esto es algo que no sólo se aplica a la población inglesa sino que también es común que suceda en España, y… podríamos decir que en gran parte del mundo.

 

Seguimos por el lugar de encuentro si decides pasar la Nochevieja en alguna ciudad de Inglaterra (como por ejemplo… Londres) ya que tienes frente a ti varias opciones. Muchos son los que eligen concentrarse en algunos lugares emblemáticos de la capital inglesa como Trafalgar Square o en Picadilly Circus para dar la llegada al nuevo año, pero sin duda, la opción preferida por miles de personas es la de acercarse a las orillas del río Támesis y contemplar como se ilumina el cielo de la ciudad con el tradicional espectáculo de fuegos artificiales junto al Big Ben o el London Eye. Durante los últimos años la música ha ido adquiriendo un mayor protagonismo y el evento se ha modernizado gracias a la “coreografía” de los fuegos al ritmo de la música de importantes DJs perfectamente sincronizada que cada año consigue congregar a más de 500.000 personas, contando tanto londinenses como turistas. Por desgracia este multitudinario evento ha dejado de ser gratuito y se requieren entradas anticipadas para contemplarlo (aunque también se instalan pantallas para aquellos que no han conseguido la suya y se retransmiten por televisión). Así pues, se puede disfrutar del maravilloso espectáculo desde el puente de Westminister o por la parte norte del Támesis.

Cuando se acerca la media noche aparece una cuenta atrás proyectada contra la fachada del edificio Shell Centre, y al terminar ésta los allí reunidos entrelazan sus brazos y empiezan a entonar una ya mítica y antigua canción llamada Auld Lang Synepara dar la bienvenida al año.

Tras la emotiva bienvenida el festejo continúa. Puedes optar por continuar la noche en uno de los pubs de Londres o elegir una opción algo más romántica como es la de hacer un crucero por el Támesis (desde el cual tendríamos una visión inmejorable del espectáculo de fuegos artificiales anterior) o patinar en alguna de las pistas de hielo que se instalan en Londres en estas fechas.

Pero la tradición no acaba ahí, a la mañana siguiente (ya a 1 de Enero) todos los niños salen a la calle temprano para cantar canciones a sus vecinos a cambio de dinero y/o caramelos, algo muy similar a lo que nosotros en España llamaríamos pedir el aguinaldo.

Además, si tienes la suerte de estar en Londres durante esos días no puedes perderte el espectacular desfile del día de Año Nuevo que este 2017 celebra su 31º aniversario. El conocido como “New Year’s Day Parade” se realizó por primera vez en 1986 y este año reúne a más de 8.500 artistas que toman las calles representando a los distintos distritos de la ciudad y también a 20 países de todo el mundo. El desfile que discurre por numerosas calles de Londres se retransmite en directo por televisión, no sólo en Inglaterra sino que también es posible verlo en otros países (y por supuesto por Internet).

año nuevo en londres

Nochevieja en otras partes del mundo

Indudablemente deberías hacer un alto entre tus numerosos compromisos navideños y desplazarte a Inglaterra, perderte por sus calles y disfrutar de tan ansiada noche. Pero, si por casualidad eres uno de los afortunados que ya ha podido hacerlo, existen otros cuantos lugares donde poder celebrar la entrada al 2017 de una forma muy especial. Si queremos anticiparnos, en Sydney encontramos la opción perfecta para empezar la noche con más de 8 horas de antelación a lo que lo hacemos en España (por supuesto, este hecho sólo se debe a la diferencia horaria). La gran manzana nunca decepciona, Nueva York, con su encanto característico, tan bonita como de costumbre y vestida de gala. Puedes recibir el año en el siempre transcurrido Times Square con la famosa bajada de la bola de cristal que marca en inicio del año y también de los fuegos artificiales. Otra opción, mucho más calurosa, es desplazarse hasta Río de Janeiro. Al ritmo de samba, con sus maravillosas playas como escenario y miles de colores en el cielo debemos dar la bienvenida al año. Eso sí, en la ciudad brasileña lo hacen de un modo similar al de nuestro país: uvas sí, pero no doce sino simplemente tres y cambiando la vestimenta roja por la blanca para atraer la buena suerte. Sin perder la calidez, pasando al ritmo del tango y a la ropa rosa, Buenos Aires es también una buena alternativa. Pero si lo que queremos, por el contrario, es pasar la noche de un modo mucho más tranquilo sólo tenemos que aterrizar en Marruecos y empezar el año bajo la luz de las estrellas en el desierto. Como veis, tenemos miles de opciones a nuestro alcance para hacer de dicha noche, una noche única.

Terminaré diciendo que como bien es sabido aquí en España, cualquier motivo es bueno para celebrar y la última noche del año…. ¡no iba a ser menos! Es una noche muy especial, como ya hemos dicho, y cada vez más son muchos los que optan por hacer las maletas, algo que por supuesto recomiendo ya que, una vez lo pruebes, se convertirá en tu mejor plan. Todo aquel que pueda debería “escaparse” a vivir esa noche a cualquier otro lugar del mundo, descubrir nuevas costumbres, culturas y participar de otras tradiciones. Pero en casa o fuera de ella, bien sea con amigos, con tus familiares, con tu pareja o hasta con el vecino, terminamos un año lleno de experiencias, cosas buenas (y no tan buenas de las que seguro habremos aprendido) que merecen que brindemos con aquellos a los que más queremos por un año próximo mucho mejor.

HAPPY NEW YEAR TO ALL OF YOU!

¡FELIZ AÑO NUEVO!

BONNE ANNÉE!

FELICE ANNO NUOVO

PROSIT NEUJAHR!