Hoy finaliza la segunda quincena de nuestro campus. Por lo tanto,  es el último día de la Summer School Benissa de 2019.

Han sido días intensos por parte de todas partes: profesorado, alumnado, familias y “host families”. Y claro, después de tanta intensidad, han venido las lágrimas. Ha habido tristeza a la hora de decir “hasta el año que viene” a l@s compañer@s. Tarde de sentimientos a flor de piel. Muchas ganas de ver qué actuaciones nos tenían preparadas todos nuestros grupos para el Gran Show final, pero por otra parte, también impaciencia por volver a abrazar a nuestros series queridos. 

Durante la mañana se han dilucidado las casas ganadores de la competición llevada durante esta quincena. En ambos casos ha ganado Ireland. Para los de menor edad el premio ha sido una bolsa de cucherías. Los mayores ha sido otro cantar. Ireland ha tenido la posibilidad de bañar a l@s profesor@s escogid@s por ellos el día anterior. Nuestro profesorado no ha sido capaz de aguantar mucho sin devolver los ataques del alumnado y, en menos que canta un gallo, se ha iniciado una “batalla” donde todo el mundo ha terminado mojado. 

Tras este momento de diversión hemos procedido a la entrega de premios a los que se han considerado mejores alumn@s de cada grupo. Podréis ver las fotos abajo. 

El resto de la mañana se ha invertido en seguir mejorando las actuaciones de la tarde. Eran las dos y media cuando han empezado han entrar los padres, madres y “host families”. Ayer recomendábamos que vaciarais las tarjetas de los móviles y las cámaras fotográficas y… creo que lo habéis hecho. Grabaciones y fotografías, combinadas con sonrisas ante lo que estaban viendo, ha sido lo que hemos vivido hasta el final del Show. 

Para terminar, reencuentro en el patio principal de Manuel Bru. Muchas abrazos y más de un lágrima derramada por la mescolanza de sentimientos (alegría, tristeza, nostalgia, etc…).

Desde Inglaterra en casa queremos darles las gracias por la confianza depositada en nuestro método de aprendizaje. Esperamos verles el año que viene. Un saludo.